¿Por qué optar por el arbitraje?

¿Por qué escoger el arbitraje como mecanismo de solución de controversias?

1. Celeridad: los procesos llevados al arbitraje son sustancialmente más ágiles que los procesos llevados por la justicia ordinaria.

2. Especialidad: los tribunales arbitrales son conformados por profesionales expertos y con amplia experiencia comprobada en la materia del conflicto a dirimir. En efecto, los árbitros del CAC se encuentran adscritos a materias específicas relacionadas con: derecho comercial, administrativo, civil, energético, de seguros, de transporte, financiero, entre otras.

3. Seguridad jurídica: el laudo arbitral resuelve la controversia de manera definitiva -al igual que una sentencia- mediante una decisión que presta mérito ejecutivo y hace tránsito a cosa juzgada, es decir la decisión de los árbitros es definitiva.

Le puede interesar
Destacado
Arbitraje Internacional

El arbitraje será internacional cuando el conflicto se encuentre enmarcado dentro de los criterios que cada legislación haya acogido para tal fin.