Primera generación de mediadoras y mediadores escolares en el municipio de Tumaco

El gobierno de los Estados Unidos, a través de la Agencia el Desarrollo Internacional (USAID), apoya los esfuerzos de los y las colombianas para promover el respeto por los DDHH y la justicia en escenarios escolares.

En el marco del pilotaje del submodulo de mediación escolar en métodos de resolución de conflictos del Ministerio de Justicia y el Derecho se certificaron como mediadoras y mediadores escolares cerca de 110 estudiantes y 21 docentes de escuelas rurales y urbanas del municipio de Tumaco.

Dicha transferencia de conocimiento sobre los MASC fue implementada por el Centro de Arbitraje y Conciliación a través de su programa de convivencia estudiantil “Hermes”, que gracias a su experiencia de más de 15 años en el sector logro implementar pedagogías con diseño estratégico y conceptual según los lineamientos de la caja de herramientas de los MASC liderada por el Departamento Nacional de Planeación.

De esta forma brindaron herramientas que ofrecen a la comunidad educativa oportunidades para solucionar sus conflictos por sí mismos.

Así lo señalo Patricia Ricco Jefe del Programa para la Convivencia Estudiantil “Hermes” en la ceremonia de certificación en el municipio de Tumaco dónde asistieron autoridades locales de justicia, el programa para una paz sostenible regional, la casa de memoria histórica nariñense, la comisaría de familia , entre otras “La primera generación de mediadoras y mediadores escolares estarán comprometidos a promover ambientes sanos de convivencia y transformar sus entornos como sujetos activos de la sociedad civil”.

Se espera que estas mediadoras y mediadores escolares conformen una red que permita llegar a más personas a nivel nacional y territorial.

Para el Centro de Arbitraje y Conciliación es motivo de orgullo promover el uso de los MASC a través de las escuelas que aportan a la construcción de paz con un enfoque estratégico que integra la pedagogía y el derecho.