Mónica de Greiff, habla con EL TIEMPO sobre el CAC, la conciliación extrajudicial y Hermes

En esta entrevista se trataron varios temas, de los que se destacan el crecimiento del Centro de Arbitraje y Conciliación (CAC), la conciliación extrajudicial y el programa de medición estudiantil CAC, Hermes.

EL TIEMPO, en su más reciente edición digital habló con Mónica de Greiff, sobre la actividad, crecimiento y proyección de la Cámara de Comercio de Bogotá. En esta entrevista el CAC, la conciliación extrajudicial y el programa de mediación estudiantil HERMES tienen un papel protagónico. Sobre estos temas Mónica de Greiff, afirmó.

El Centro de Arbitraje de la Cámara de Comercio ha cogido mucho vuelo también. ¿Qué servicio le está brindando a la ciudad?

El arbitraje y la conciliación son mecanismos alternativos de justicia, y, muchas veces, la gente cree que solamente se usan para casos muy costosos. No, el arbitramento cobija desde una disputa pequeña hasta los más grandes y los contratos estatales. Creería que hay que promocionarlo mucho más; la justicia ordinaria está copada, y existen estos mecanismos que ofrecen las garantías y seguridades para solucionar diferencias.

La conciliación puede ser un mecanismo muy útil de justicia en este país...

Así es. Atendemos muchísimos procesos pequeños, que se resuelven mediante este mecanismo con una efectividad de más del 85 %; es un mecanismo que invito a utilizar y evitar judicializar asuntos que se pueden resolver de esta manera. También tenemos un programa muy importante, Hermes, un mecanismo de solución de conflicto en los colegios.

¿Cómo puede Hermes ayudar a los conflictos en los colegios, algo realmente preocupante?

Hemos tenido más de 450 mil casos de ‘bullying’ en los colegios públicos de Bogotá y la región. Dándoles herramientas a los niños para que ellos resuelvan estos conflictos. Son más de 153 colegios públicos, y ese mismo método lo hemos entregado a la Policía en un programa piloto en Chapinero y en Soacha, para que también puedan entrar, con herramientas distintas a simplemente la autoridad o una multa, a solucionar problemas de convivencia en la comunidad. Mediante el diálogo y estas herramientas se logran solucionar muchos conflictos sin violencia.

Para conocer la entrevista completa haga clic aquí

Información tomada de EL TIEMPO edición digital 13/05/2019